Tag Archive for gran logia de españa

Reconocimiento del Ayuntamiento de Madrid a la historia del Gran Oriente Español

placa
En este entorno estuvo en 1889 la sede de la organización masónica Gran Oriente Español, exiliada en México durante la dictadura franquista e integrada en la Gran Logia de España”. Así reza la placa conmemorativa que el Ayuntamiento de la ciudad de Madrid ha dedicado al Grande Oriente Español en la sede que ocupó en Pretil de los Consejos, 5.
unnamed
unnamed (1)
Los teniente de alcalde Marta Higueras y Mauricio Valiente, junto con el concejal presidente del distrito Centro, Jorge García, y el Gran Maestro de la Gran Logia de España – Grande Oriente Español, el Muy Respetable Hermano Óscar de Alfonso, han participado en el descubrimiento en el Madrid de los Austrias de esta distinción. Al acto acudieron personalidades de los diversos grupos políticos del Ayuntamiento de Madrid y otros municipios de la región, la Embajada de México, el Ateneo de Madrid, y la práctica totalidad de las organizaciones masónicas con presencia en España. 
Discurso del Gran Maestro de la Gran Logia de España
Gracias por devolvernos nuestra historia. Gracias por esta placa sobria y sencilla con la que, a partir de hoy, aquellos que callejeen por el Madrid de los Austrias podrán encontrarse con el Grande Oriente Español. La Masonería, sin la que difícilmente puede entenderse la historia occidental de los últimos tres siglos, constituye uno de los faros éticos y morales más importantes de los principios y valores que hoy todos compartimos en las sociedades democráticas. La Masonería, que conserva y transmite su depósito iniciático en la quietud de sus templos, es luego capaz de iluminar el mundo, de ayudar a cambiarlo, de hacerlo más justo y fraterno, a través de los actos libres de cada uno de sus miembros. Y créanme si les digo que este estrecho recodo del mundo que ahora pisamos, fue un día el corazón de uno de los faros más brillantes que ha conocido su historia. Créanme si les digo que son muy pocas las Grandes Logias o los Grandes Orientes que han transmitido la luz, la ilustración, a tantos seres humanos.

Aquel Grande Oriente Español, fundado en 1889 gracias al impulso del Muy Respetable Hermano Miguel Morayta, fue muy pronto considerado una institución masónica mundial de primer orden. En 1922 contaba con casi 500 Logias de las que más de la mitad se encontraban en lejanos territorios como Estados Unidos, Filipinas, Puerto Rico, Cuba, República Dominicana, Marruecos, Argentina o Turquía. Y todas ellas tenían su centro en el número cinco de este Petril de los Consejos, que ni siquiera es calle. Es una historia olvidada que hoy, el Ayuntamiento de Madrid, desea recordar. Lo cierto es que ni siquiera nosotros, los masones, sabemos desde cuándo ni porqué nuestros Queridos Hermanos eligieron este lugar para reunirse. Si sabemos, que al menos 20 años antes de la fundación de aquel Grande Oriente Español ya lo hacían. Lo cuenta Galdós en uno de sus últimos Episodios Nacionales, ‘La Primera República’, una novela que trascurre íntegramente en 1873. En ella, el protagonista relata lo siguiente al deambular por estas calles que ahora pisamos:

“Al llegar a la iglesia del Sacramento vi que de la calle Mayor descendían sigilosos, como negros fantasmas, algunos embozados, y se precipitaban en la obscuridad del Pretil de los Consejos. «Estos son masones -me dije- que van a la Tenida de esta noche»”.

La historia de la Masonería, en cada país en el que ha estado presente, es la historia de sus principios y valores, que no han cambiado en todos estos siglos. La Masonería sólo desea dos cosas: que cada ser humano se conozca a sí mismo y que se comporte fraternalmente con sus semejantes. Y sobre estas dos bellas columnas, sobre estos dos principios, ese ser humano libre para pensar y obligado por su conciencia a tolerar al que piensa diferente, se convierte en ciudadano en el sentido más noble, más griego que puede tener la palabra ciudad. La historia de la Masonería, en cada país en el que ha estado presente, es la historia de sus principios y valores, que no han cambiado en todos estos siglos. Si pensamos en todos los países que se han fundado sobre esos principios entre los siglos XVIII y XIX, si pensamos en Italia o Suiza, en Argentina o Estados Unidos, hallaremos masones entre sus padres de la patria. En otros países, como el nuestro, la Masonería fue perseguida y estigmatizada por los totalitarismos políticos o los integrismos religiosos, que deformaron con leyendas negras nuestros fines de igualdad fraterna, de tolerancia entre los seres humanos y promoción del librepensamiento.

Y lo que pasó en este estrecho recodo del mundo, en este suelo que pisamos, se olvidó hasta hoy, hasta esta placa, hasta este gesto lleno de sentido. El surgimiento del pensamiento totalitario en Europa a partir de los años 20 supuso una prueba de supervivencia para la Masonería. Miles de masones de aquel Grande Oriente Españolperdieron su vida en la represión sin leyes de la Guerra Civil. Los que sobrevivieron fueron juzgados en tribunales especialmente creados para la represión de la Masonería. Los pocos que lograron escapar preservaron la llama de nuestros valores y principios, lejos de este Petril de los Consejos. El Grande Oriente Español, que había propagado desde este lugar que hoy honramos la luz de la Masonería por todo el mundo, tuvo que enfrentarse al exilio. Amparado y protegido durante más de 40 años en México, un país con el que la Masonería Española tendrá una deuda imperecedera, sólo pudo retornar a España tras la muerte del dictador. Tuvo que esperar hasta 1979 para poder inscribirse en el registro de asociaciones. Nadie recordaba ya la verdadera historia de aquel Grande Oriente Español ni de los masones españoles que lo habían precedido. Quiero hacerlo yo a través de un fragmento de ‘Masonería Española’, uno de los últimos textos publicados antes de morir, en 1917, por el fundador del Grande Oriente, por el Querido Hermano Miguel Morayta, Catedrático de Historia en la Universidad Central. El texto, que habla de las calles de Madrid, dice así:

“Fue mucha la influencia ejercida en nuestra historia por los masones: lo demuestran las calles de Abascal, Alberto Aguilera, Alcalá Galiano, Andrés Mellado, Antillón, Cabarrús, Calvo Asensio, Carlos Rubio, Castelar, Cristino Martos, Conde de Toreno, Doctor Mata, Duque de Rivas, Empecinado, Espoz y Mina, Velasco, Ecosura, Espronceda, Evaristo San Miguel, Fernández de los Ríos, Istruiz, Joaquín María López, Lacy, Manuel Cortina, Conde de Aranda, Malcampo, Manuel Becerra, Méndez Núñez, Martín de los Heros, Martínez de la Rosa, Mendizabal, Moratín, Moret, Oraá, Muñoz Torrero, Rivero, Núñez de Arce, Orense, Prim, Príncipe de Vergara, Quintana, Sagasta, Riego, Torrijos, Tutor, Argüelles, Porlier, Pardiñas y Ricardos”.

La Masonería sólo es capaz de iluminar el mundo a través de los actos libres de cada uno de sus miembros. La venganza más terrible es hacernos olvidar que lo son. Como Gran Maestro de la Gran Logia de España, que hoy preside la Confederación Masónica Interamericana o tiene un papel permanente en la Conferencia Mundial de Grandes Logias, mis obligaciones me llevan a menudo a otros países. Puedo asegurarles que son muchos los países, los hermanos que recuerdan mejor que nosotros mismos lo que ocurrió en este Petril de los Consejos. Somos historia viva de la conquista de sus derechos y libertades como ciudadanos. Por eso, gracias de corazón, en nombre de seis millones de masones extendidos por toda la tierra, por fijar los recuerdos, por devolvernos un pedazo de nuestra historia con esta placa sobria y sencilla. En la encrucijada que afrontamos todos en el siglo XXI, que esta placa sea un recuerdo permanente de nuestra razón de ser.”

Share Button

¿Cuál es el significado de los símbolos masónicos?

1

Artículo publicado en: ABC

La organización basa su método de aprendizaje en la interpretación de símbolos ya existentes que emplean para transmitir valores morales

El edificio de la Gran Logia de Madrid impone aún sin dar un solo paso al interior. La gran puerta plateada que no permite ver ni un resquicio del mundo masónico que se abre en la céntrica calle Juan Ramón Jiménez, consigue diferenciarse y llamar la atención pese a estar rodeada de hermosas y soberbias fachadas.

Solo con esperar unos minutos, recorrer la entrada con la mirada y comprobar cómo la pequeña cámara junto al timbre reconoce al visitante, es difícil no hacerse a la idea de que detrás de esas enormes puertas hay algo más que una simple vivienda.

Como si de una metáfora se tratara, el halo de misterio y grandeza que desprende la entrada se difumina al entrar al enorme recinto y se diluye la idea que se tiene de esta famosa y controvertida organización. Y es que la casa de los masones de Madrid es simple, al igual que sus objetivos, pese a que la historia se haya empeñado en creer lo contrario.

Al entrar, no hay masones con túnicas balbuceando algún conjuro, ni ningún espacio especialmente extraño. Y es que la masonería «no enseña a levitar», broma Javier Escalada, Gran Maestro Provincial de Madrid. Incluso, para dar alguna explicación referente a la organización usa el símil de «club de fútbol».

«Mejorar a las personas moralmente»

La masonería tiene un objetivo muy claro: «mejorar a las personas moralmente», señala el Gran Maestro. «Quien quiera buscar a Dios, tiene una iglesia católica, evangelista…quien quiera hacer caridad puede ir a Cáritas (aunque colaboramos con ellos) o a Cruz Roja…nosotros enseñamos un método para que las personas mejoren a través de la reflexión».

Los valores que defienden se plasman en diferentes símbolos. De hecho, el «método masónico» y lo que justifica que una persona decida formar parte de esta organización, consiste en un aprendizaje a través de «signos y no palabras, porque estas limitan».

La interpretación de símbolos ya existentes se utilizan para que cada masón haga una reflexión sobre los actos de su vida. Posiblemente, el más genérico es el de la escuadra y el compás invertido y la letra «G» en el medio. «Un escuadra es un ángulo recto, es rectitud, que nos lleva a preguntarnos si estamos siguiendo un camino recto o si habría que hacerlo de otra manera. También alude a marcar límites, como los marca el compás. Y la letra G alude al Gran Arquitecto del Universo». El Gran Arquitecto es el «Dios» de los masones. No se lo identifica con nadie, de hecho, «cada uno puede ponerle turbante, barba o lo que considere, para la logia es simplemente el arquitecto del universo», explica Escalada.

Sobre el símbolo se contruyen todas las logias. «Usamos signos basados en los constructores de catedrales». Cada logia tiene un nombre determinado, generalmente asociada a un valor (Fénix, Fraternidad Universal, Hermes, Luz Fraterna, Fénix, La Matritense, La Tolerancia…) y un «logo», es decir, un escudo con un símbolo, que es una alegoría.

Iniciarse en la masonería

¿Cómo se inicia una persona en la masonería?. El primer requisito es ser mayor de edad pero además, hay «requisitos de coletilla, es decir, ser una persona de buenas costumbres». Para saberlo, se hace una entrevista, «como si fuera de trabajo» , y se le pregunta al iniciado qué hace, de qué trabaja, incluso cómo se lleva con su mujer o si ha tenido problemas con la justicia.

En el rito de iniciación la persona que quiere ser masón llega con los ojos vendados y hace un juramento para guardar secreto y se le invita a usar determinados valores.

Además, debe quitarse lo metales profanos (anillos, collares, etc). Esto tiene una explicación: «Todo lo que soy lo dejo atrás, dejo afuera mis prejuicios, todo fuera del templo», explica Escalada.

Cámara de la reflexión

Por otro lado, también hay una habitación de la reflexión, que forma parte de rito de algunas logias (siete en total), en las que el iniciado se encierra en una sala muy pequeña, casi a oscuras. «Es una especie de cueva, gruta o lugar oscuro que representa el vientre de la madre en la oscuridad para volver a salir, porque la iniciación supone morir como profano para nacer como masón», explica el Gran Maestro.

Además, en el suelo hay arena para simbolizar la gruta, un esqueleto de plástico, una mesa pequeña con velas, azufre, sal, agua… elementos alquímicos para que los iniciados escriban qué significan. Se hace un testamento masónico en el que se pregunta qué le debe a Dios, a la sociedad y a uno mismo.

2
Cámara de reflexión

El día a día de un masón es igual al de cualquier persona. «Se hacen tenidas (reuniones) dos veces al mes con todos los miembros de la logia con un ritual (mandiles, etc) y además, hay un taller de formación, un día adicional al mes para hacer una reflexión escrita sobre por ejemplo, la rectitud, siempre en un contexto de moral o de actitud frente a la vida». Eso sí, está «prohibido hablar de religión o política, sobre todo para evitar discusiones».

Las «tenidas»

En las tenidas o reuniones se reúne la logia y los miembros ocupan un sitio en función de su jerarquía: los aprendices se sientan a la izquierda, los compañeros a la derecha y el Maestro en el centro.

Todos deben ir vestidos con traje oscuro, camisa blanca y corbata negra. Las salas están cargadas de simbología: escudos de otras logias, en el suelo un damero en blanco y negro, que alude a la dualidad de mujer-hombre, malo-bueno o equilibrio entre colores, o una espada para los actos de Gran Logia. «Uno de los oficios es el guardatemplo: Cuando se realiza la tenida hay un hermano con una espada que simboliza que nos protege del mundo exterior».

También existen signos y palabras que identifican a un masón de un profano y que se usan en las reuniones. Algunos son específicos para cada uno de los tres grados de masonería: Aprendiz, Compañero y Maestro.

Después de las tenidas hay un brindis (ágape) y se brinda primero por El Rey, segundo por todos los jefes que protegen la masonería y tercero, por el Gran Maestro.

3
Signos que se realizan durante las tenidas para identificar a aprendices (primera figura), compañeros (segunda) y maestros (tercera)

Los «toques»

Los «toques» son señales de reconocimiento sobre todo en el exterior que se hacen habitualmente al darse las manos, y que permiten reconocerse entre masones. Como ellos dicen: «nos permiten reconocernos de día y de noche, sin necesidad de intercambiar palabra alguna».

4
Las manos y los dedos se colocan de determinada forma para identificar la categoría.

«Decir que eres masón es un problema»

La masonería como se la conoce actualmente, la especulativa, nace en 1717, y se caracteriza por la reflexión sobre la acción. Surgió después de la operativa, que «eran los que picaban la piedra, los constructores». Así, fueron surgiendo tendencias y la masonería cumple una función diferente en cada país. Pero en el caso de España un capítulo ha impedido que la organización sea vista con la normalidad de otros países como Estados Unidos, Chile o Argentina. «El problema que hemos tenido aquí ha sido la dictadura. En la puerta tenemos una pintada que dice: “masones rojos y Viva Franco”», lamenta Escalada. «Decir que eres masón es un problema en algunos ámbitos».

Aunque en España el número se mantiene estable: hay 4.000 masones en nuestro país, de los que 2.700 pertenecen a la Gran Logia de España (hay que tener en cuenta que hay otras logias, incluso, las que solo agrupan a mujeres).

Secretismo

Otra cuestión es el secretismo del que se les acusa. «A mí me encantaría ver la reunión de la junta directiva del Santander o un Consejor de Ministros. Aquí hay reuniones que no son abiertas porque si se hace una reflexión sobre un sentimiento íntimo le tengo que proteger», justifica Escalada.

En cuanto a los miembros, siempre ha habido mitos sobre políticos que podían serlo. «Desde luego, ningún expresidente de España de la democracia es masón. No hay tampoco ningún diputado y senador actualmente. En este país no es habitual», asegura el Gran Maestro. «Lo que sí hay es dentistas, médicos, pequeños empresarios, informáticos, había un albañil hasta hace cuatro meses, policías, militares y sí, políticos pero a nivel minicipal y regional».

Share Button

Los masones “siempre hemos formado a las personas para ser mejores”

El diputado gran maestro de la Gran Logia de España ha iniciado un ciclo de conferencias sobre la historia de la masonería en España, país en el que cuenta con menor presencia pública que en Europa y América.

[Img #26119]

Enrique Cervantes

 En su intervención, Enrique Cervantes Vargas ha asegurado que los masones “cada vez son menos desconocidos”, si bien en América su presencia pública es frecuente, a diferencia de España, donde estuvo duramente perseguida por la dictadura franquista.

Pero la persecución ha estado muchas veces presente en la historia “dura” de este colectivo, por lo que esto les ha provocado a verlos con “misterio”.

Por eso considera normal, sobre todo remontando en la historia, “por haber hablado, por ejemplo, de igualdad o de libertad de conciencia en 1700″.

En la actualidad y de cara al futuro, Cervantes habla del propósito de “crear valores objetivos, porque son más necesarios que nunca”. “Lo que hemos siempre es formar a las personas a ser mejores con principios éticos y morales”, ha afirmado.

Con la conferencia ‘La masonería, escuela de formación humana. Pasado, presente y futuro de la masonería española”, se inició el viernes el ciclo de conferencias sobre masonería y librepensamiento, organizado por la asociación cultural Ávila Abierta.

Para el viernes 26 está anunciada la intervención de Jesús Soriano Carrillo, doctor en Ciencias Geológicas y soberano gran comendador del Supremo Consejo del Grado 33, que hablará sobre ‘La masonería filosófica y los derechos y libertades del ciudadano’; mientras que el 3 de octubre 3 acudirá Pedro Álvarez Lázaro, sacerdote jesuita, catedrático de Historia de la Universidad Pontificia de Comillas y miembro de la Real Academia de la Historia, quien titula su intervención ‘Masonería e Iglesia Católica. Génesis y desarrollo de un conflicto inacabado’ (Palacio de los Serrano, 20 horas).

 

[Img #26134]

 

Fuente: Avilared

Share Button

Masones: viaje a los secretos de la Gran Logia

ABC acude a su sede en Madrid y descubre los lugares, ritos y simbolos de esta enigmática hermandad, todavía activa pero «con menos influencia»

Son cerca de 400, distribuidos en 18 congregaciones diferentes y todos celebran sus misteriosas reuniones en la sede de la Gran Logia, ubicada en calle de Juan Ramón Jiménez. Pese a no tener tantos miembros y probablemente tampoco tanta influencia como en otros países u otras épocas, la hermandad de los masones continúa muy activa en Madrid.

A pesar de los intentos de apertura efectuados en los últimos tiempos, un halo de misterio sigue rodeando a esta organización. Frente a las acusaciones de tener oscuros objetivos de poder, su líder en Madrid, Javier Escalada, defiende que se trata de una «escuela de perfeccionamiento personal» para personas con inquietudes, un lugar en el que aprender y debatir sobre valores como la libertad, la igualdad, la tolerancia o la solidaridad.

Según se recoge en su web, el acceso está abierto a todo varón mayor de 21 años que reúna tres requisitos: ser libre, tener buenas costumbres y creer en la existencia de un Dios o principio superior. En función del carácter del solicitante, este es asignado a una de las 18 logias agrupadas en la Gran Logia de Madrid. Cada una de ellas tiene su propio estandarte y se diferencian fundamentalmente por los horarios de reunión, sus objetos de estudio y los ritos que practican.

Antes de completar su ingreso, los candidatos deben cumplir con el ritual de iniciación, el momento en el que «mueres como profano y naces como masón». Desde la Logia intentan mantener el contenido de este ritual en secreto, para que la impresión sea mayor, pero se conocen algunos detalles. Los iniciados suelen entrar en la habitación semioscura donde están congregados sus compañeros, con los ojos tapados, un hombro descubierto, una manga subida, un pie en una zapatilla y una soga anudada en torno a la cabeza. A continuación, se ejecutan una serie de movimientos y ritos de iniciación. Uno de los más llamativos consiste en encerrarlos en una cámara oscura con un esqueleto de plástico, un gallo disecado, agua y azufre, para que escriban sus reflexiones.

Amuletos y música

En las «tenidas» o reuniones, cada logia celebra sus propios ritos, un complejo conjunto de símbolos, lecturas y ceremonias estructurados en torno a un mismo tema o lección moral. Todos los miembros van vestidos con traje negro, camisa blanca y corbata, aunque en ocasiones también llevan amuletos, guantes y mandiles. Normalmente se suele poner música clásica de fondo, aunque una de las logias prefiere oír Pink Floyd. El rito está presidido desde el llamado «Trono del Rey Salomón» por el Venerable, único que conoce íntegramente el contenido de la ceremonia.

Los masones se dividen en tres categorías: Aprendices, Compañeros y Maestros. Los Vigilantes son los encargados de tutelar la formación de los miembros, que estudian temas de filosofía, historia, alquimia, religión, cábala, arquitectura o los propios ritos masónicos. Para cambiar de categoría, se deben someter a una especie de exámenes, una ceremonia en la cual se le hacen preguntas sobre los símbolos y el funcionamiento de la masonería. En las «tenidas», los Aprendices se sientan siempre en el Norte (el lugar más alejado de la luz), los Compañeros en el Sur y los Maestros en el Oeste.

Los Aprendices son también los encargados tanto de preparar la ceremonia como de servir los ágapes que siempre se celebran tras las mismas. En ellos, los miembros de la logia hablan libremente de cualquier tema, con la excepción de política y religión. Además, la Logia organiza otras actividades como charlas, fiestas, acampadas o incluso concentraciones moteras.

Aunque se conocen entre ellos, los masones se comprometen a no revelar la identidad de sus hermanos. Se trata, sostienen, de una decisión individual de cada cual. Debido a la mala fama de la que gozan en España —a diferencia de otros países como Estados Unidos, Francia o Inglaterra—, fomentada por el Franquismo, la mayoría prefiere mantenerlo en secreto.

Por tanto, resulta complicado saber quién es masón hoy en día. Según su presidente en Madrid, Javier Escalada, hay gente de profesiones muy diversas, incluso parados, pero los más habituales son «pequeños y medianos empresarios». Respecto a su influencia, sostiene, es «diferente y menos evidente» que en épocas anteriores. «Tenemos menos poder que hace un siglo», concluye.

Fuente: ABC

Share Button

«La masonería es una sociedad discreta, nunca secreta»

Manuel Soto, en el templo masónico coruñés.
Manuel Soto, en el templo masónico coruñés.

La masonería en Galicia tuvo una amplia presencia a finales del siglo XIX y en la primera mitad del pasado siglo. Tras la dictadura franquista, en la que fue duramente perseguida, ha vuelto a reorganizar sus logias en buena parte del territorio gallego. En Lugo no existe ninguna aunque sí varios lucenses pertenecen a ella, como es el caso del vilalbés Manuel Souto Pardo, que está al frente en A Coruña de una de las logias más importantes de esta comunidad.

 

-¿Qué hace un vilalbés al frente de la logia más importante de Galicia, instalada en A Coruña?

-La R.L. Renacimiento nº 54 no la definiría como la más importante, ya que todas las logias en la Gran Logia de España tienen importancia. No obstante, sí podemos decir que es la logia en activo más antigua de Galicia, como así lo atestigua su número de matrícula en la Gran Logia de España, además de ser la que tiene el mayor número de miembros en la comunidad. El ser la más antigua, por el contrario, no le da más mérito que el de haber sido la puerta de entrada de algunos de los hermanos que fundaron las otras tres logias adscritas a la Gran Logia de España en Galicia.

 

-¿Cómo ha llegado usted a presidirla?

-No me resulta fácil contestar porque habría que preguntárselo a quiénes me colocaron ahí, o sea al resto de los hermanos de la logia ya que el «oficio» de Venerable Maestro, que no es más que el encargado de organizar y dirigir la logia durante un curso masónico, es un oficio electo dentro de la logia y son los hermanos los que te eligen para desempeñarlo. También es cierto que me crié en Vilalba y nací en Cabreiros, pero por los derroteros de la vida la vida y el trabajo me han llevado a A Coruña y como siempre tuve intereses de tipo social y de perfeccionamiento personal, ello me llevó a solicitar mi ingreso en la masonería en el 2007.

 

-¿Hay lucenses masones?

-Hay unos cuantos hermanos nacidos en la provincia y que al igual que yo, por trabajo u otras cuestiones, se encuentran en A Coruña u otros lugares de la comunidad y pertenecen a la masonería en la logia Renacimiento 54, en A Coruña, a las logias Curros Enríquez nº.114 y Saint Jacques nº 140 de Santiago, e incluso un poco más lejos, a la logia Atlántica nº 84 de Vigo aunque de todos estos hermanos si hay algunos que residen en Lugo y tienen que desplazarse a las tenidas, como llamamos los masones a nuestras reuniones. El 15% de los hermanos pertenecientes a las logias en Galicia son lucenses. No voy a dar nombres ya que cada masón es dueño de revelar o no su condición, con lo cual solo ellos mismos podrían revelar públicamente su condición de masones. Es de destacar que a lo largo de la historia ha habido grandes masones lucenses como José María Cao Luaces, Francisco G. Gómez «Fuco Gómez» o Manuel Meilán Martínez entre otros.

Read more

Share Button

La Gran Logia de España intensifica la presencia de la masonería: donación de ambulancias, nuevas sedes, actos en Ateneos

Gran Logia de EspañaLa Gran Logia de España está intensificando su presencia pública y la actividad externa. Celebra reuniones, dona ambulancias a la Cruz Roja, está abriendo sedes en diversas poblaciones y protagoniza actos en los Ateneos.

A través de su web ‘El Oriente’, la entidad suministra periódicamente información sobre la actualidad de la logia. Con el epígrafe “Red de corresponsales’, el último número explica: “Gran parte de la vida masónica transcurre en el silencio y la quietud de los talleres. Buscamos corresponsales que nos trasladen, puntualmente, la información y los proyectos de sus logias”. A continuación suministra una dirección de Internet para recibir los mensajes.

Añade que ya cuenta con corresponsales en: Matritense 7, Germanies 8, Quatuor Coronati 18, Los Obreros de Hiram 24, Mare Nostrum 25, Phoenix 31, Renacimiento 54, Caballeros de la Rosa 104, Aleph 147, Semper Fidelis 150 y Andrés de Vandelvira 175. Recoge esta frase: “No hay pueblo sin una logia y donde la haya haré amistades”, del “Querido Hermano Arthur Conan Doyle”.

Eventos internacionales

“El Oriente” ha publicado últimamente, entre otras, las siguientes informaciones:

-Tras la celebración de su última Gran Asamblea, la Gran Logia de España ha asistido, representada por el Muy Respetable Gran Maestro u otros Grandes Oficiales, a una docena de eventos internacionales entre los que se cuentan las Grandes Asambleas de la Gran Logia Nacional De Rumania, el Supremo Arco Real De Jerusalén De Escocia, el Gran Oriente De Italia, la Gran Logia Americano-Canadiense En Alemania, la Gran Logia De Turquía, la Gran Logia De Estonia, la Gran Logia Unida De Bulgaria, la Gran Logia de Andorra y la Gran Logia Regular Del Reino De Marruecos.

-El Gran Maestro de la Gran Logia Unida de Bulgaria visitó durante unos días la ciudad de Bilbao. Fue atendido “por el Respetable Gran Maestro Provincial de Castilla, Adolfo Zabala, y por sus Grandes Oficiales”.

Fiesta de la Orden: 28 logias

-La Gran Logia de España celebró en Granada la III Fiesta de la Orden, en la que participaron 120 Hermanos de 28 logias, en representación de siete Grandes Logias Provinciales. Incluyó una visita guiada por la Alhambra, un paseo por la ciudad medieval islámica, un concierto interpretado por los Hermanos y una cena de gala. El Gran Maestro, Oscar de Alfonso, clausuró la Exposición sobre Masonería en el Centro Artístico, Literario y Científico de Granada. “Se procedió a la consagración de la Respetable Logia de Investigación Séneca, que hace el número 179 de la Gran Logia de España”. La próxima fiesta, en 2014 tendrá lugar en Santiago de Compostela.

Ambulancia para la Cruz Roja

-El Gran Maestro de la Gran Logia de Valencia, Barrie R. Mansell, hizo entrega de una ambulancia a Cruz Roja, en la persona del presidente de la entidad en Alicante, Francisco Javier Gimeno. El acto tuvo lugar en el Estadio José́ Rico Pérez, del Hércules F.C., “bajo la hospitalaria acogida del presidente del club, Jesús García Pitarch”.

-“La obra social de la masonería es diaria y consustancial a la Orden”. En las 176 logias que conforman la Gran Logia de España, “cada uno de sus miembros aporta en cada reunión de forma anónima la cantidad que pueda permitirse y todos juntos deciden el destino de esos fondos”.

-En 2011, el Respetable Gran Maestro Provincial de Valencia impulsó un proyecto autonómico, el Festival 2014, con el propósito de sufragar cuatro ambulancias para Cruz Roja antes del 31 de Mayo de 2014. Equipar una ambulancia de Cruz Roja tiene un coste de 55.000 euros por lo que el proyecto, que ha recaudado más de 100.000, prevé entregar a la Cruz Roja un Vehículo de Asistencia a Indigentes.

“El retorno de los sabios”

-El Gran Maestro de la Gran Logia, Oscar de Alfonso, presentó el libro “El retorno de los sabios”, escrito por el investigador José Ignacio Carmona Sánchez con la colaboración de Fernando Sánchez Dragó, Alejandro Jodorowski y Fernando Arrabal. El acto ha sido difundido por el canal en Youtube de la Gran Logia de España.

-La Biblioteca Pública de Lleida acogió la Exposición Masonería y Sociedad, con el apoyo institucional de la Generalidad de Cataluña a través de la Delegación de Cultura de Lleida.

Ateneo de Madrid

-El fundador y secretario del Instituto Masónico de España, Raúl Abril, fue conferenciante de la tertulia mensual del Ateneo de Madrid sobre Espiritualidad, Filosofía y Ciencia. Abordó el tema del Conocimiento y simbología masónica.

“El hermano Prim”

-La Logia Simbólica Mare Nostrum 25 “ha celebrado la consagración de su nuevo templo en Reus”. Agrupa “hermanos de las comarcas tarraconenses desde 1987”, y supone “la vuelta estable de la masonería a la ciudad, interrumpida en 1939. El acto, que incluyó con el recibimiento por parte del alcalde de la ciudad, coincide con el inicio de los actos del bicentenario “del nacimiento de nuestro Hermano Juan Prim, nacido en la ciudad en 1814. Conde de Reus, marqués de los Castillejos y vizconde del Bruch, Prim llegó a ser Presidente del Consejo de Ministros en 1869”.

-El proyecto Textos de Masones, impulsado por la Logia Simbólica Caballeros de la Rosa 104, ha sobrepasado los 1.000 seguidores en su cuenta de Twitter. Cada mañana incluye textos “escritos por hermanos de todos los tiempos, ritos y sensibilidades”.

-El Gran Secretario y el Gran Canciller de la Gran Logia acudieron a la XXIV Conferencia de Grandes Secretarios y Grandes Cancilleres de Europa.

En Cuenca, Albacete y Vigo

-La Gran Logia de España estará presente en el comienzo de las actividades del Ateneo de Cuenca.

-La Logia Simbólica La Matritense número 7 ha organizado por segundo año una campaña de recogida de ropa de abrigo de todo tipo, en su sede en la calle Juan Ramón Jiménez.

-La Logia Simbólica San Juan de los Llanos número 36 (Albacete) ha concluido la construcción de sus instalaciones permanentes para realizar sus trabajos en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Cuenta “con un espacio para la celebración de los ágapes y un templo para acoger las tenidas”.

-Las Logias Simbólicas Menorca 60 y Sol de Levante 161 han organizado el tradicional Campeonato de Golf Honda-Masones, conjuntamente con el Club de Golf Son Parc y la empresa concesionaria en Menorca de la marca Honda. Los fondos recaudados, 1.000 euros, han sido donados al Banco de Alimentos del Ajuntament de Maó. Al acto asistió la alcaldesa de Maó, Agueda Reynés, acompañada por la edil de Asuntos Sociales, Carmen Moya.

-Masones de España y Portugal acudieron a la celebración de la primera ceremonia de su templo en Vigo.

Fuente:ElConfidencialDigital

Share Button

“El Oriente”, newsletter de la Gran Logia de España

El Oriente Época 2 Número 1

El Oriente es la publicación gratuita editada por el Equipo de Comunicación de la Gran Logia de España para divulgar la actualidad de la masonería española.

A través de su formato digital, El Oriente persigue ser una publicación ágil, actual y abierta a la difusión de noticias generadas por la Gran Logia de España, sus logias y provincias.

Decarga (PDF) >>> El Oriente

Share Button

La Gran Logia de España lamenta el cese de un sacerdote francés por su pertenencia a la masonería

Gran Logia de EspañaLa Gran Logia de España ha emitido un comunicado de preocupación y denuncia ante las noticias que apuntan a que el párroco de Sainte-Anne d’Arly-Montjoie, localidad alpina francesa, ha sido expulsado a instancias del Vaticano por ser masónSegún medios como la BBC, el sacerdote católico Pascal Vesin ha sido destituido por la Santa Sede por “negarse a renunciar a la masonería”. Su obispado le había advertido contra su “participación activa” de la Logia del Gran Oriente de Francia y finalmente le cesó en sus funciones “a petición de Roma”, según la parroquia. El sacerdote Vesin se había mostrado públicamente a favor de que los sacerdotes se casen y no apoyó las manifestaciones católicas en París contra el matrimonio homosexual.

“Atenta preocupación” ante estas noticias
En su comunicado, la Gran Logia de España explica que sigue “con atenta preocupación” las noticias sobre Vesin y recuerdan que “desde el más absoluto respeto a todo tipo de creencia, los principios de la Masonería se resumen en dos máximas: conócete y ama a tu prójimo como a ti mismo. En su seno, seres humanos diversos pero profundamente espirituales ponen en práctica un ideal común de paz, amor y fraternidad”. Read more

Share Button