Últimos artículos publicados...

<< >>

Historia de la masonería cubana

¿Qué es la masonería? ¿Cuál es el origen de la masonería en Cuba? ¿Qué vínculos existen entre la masonería y las luchas libertarias de la isla? Estas y otras interrogantes son respondidas por Eduardo Torres-Cuevas, en un libro que permite acercar al lector a un tema que, a pesar de su indudable relevancia, ha sido

Share Button

La Masonería Española ante el ataque de su sede en Madrid

La Gran Logia de España ha sido víctima de un ataque perpetrado contra su sede en Madrid. Esta semana la puerta y fachada principal amanecían cubiertas de grabados entre los que se distinguían expresiones como “Massoness no” (sic), “Rojos no” o “Viva Franco”, además de diversos símbolos utilizados por la extrema derecha. Desde la Gran Logia de España queremos

Share Button

La UNED aborda el papel de la Masonería en la formación del Estado Constitucional

El Gran Maestro de la Gran Logia de España, el Muy Respetable Hermano Óscar de Alfonso, intervendrá en el curso Doscientos años de la Masonería en España, que forma parte de la XXV Edición de los Cursos de Verano organizados por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). “Desde diferentes puntos de vista académicos, se expondrá la actuación de

Share Button

El antimasonismo en España

En España y América latina la antimasonería se remonta a 1738, año de la primera condena pontificia de la masonería. La antimasonería tiene una doble vertiente religiosa y política, siendo sus máximos responsable el Papado y la Monarquía. La vertiente política del antimasonismo en España se inicia en 1751, fecha del primer decreto real de

Share Button

Cuento antibelicista para hijos de masones (1931)

Madrid, Octubre 1931 “— Papá, ¿sabes lo que me vas a comprar para mi cumpleaños Pues… una caja de soldados. — Bueno, hijo mío. Ya que te gusta esa clase de juguetes te compraré una caja… pero no de soldados, sino de exploradores. —   ¿Y por qué no quieres que sea de soldados? — Porque con

Share Button

Los masones vuelven a Almagro 80 años después

Después de más de 80 años de ausencia, la masonería española vuelve a trabajar en la ciudad de Almagro. Integrantes de cuatro logias de la Gran Logia de España, provenientes de Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Madrid, se reunieron en Almagro con ocasión de la celebración de San Juan de Verano, aniversario de la creación

Share Button

John Wayne, el masón que rodó 200 películas

Marion Robert Morrison, de nombre artístico John Wayne, conocido popularmente como El Duque, fue un actor estadounidense que comenzó su carrera en la década de 1920.   Fue un icono norteamericano durante muchos años. En 1999, el American Film Institute le otorgó el lugar número 13 en su lista de las 100 Estrellas Más Grandes de

Share Button

Historia de la masonería cubana

cuba masonería¿Qué es la masonería? ¿Cuál es el origen de la masonería en Cuba? ¿Qué vínculos existen entre la masonería y las luchas libertarias de la isla? Estas y otras interrogantes son respondidas por Eduardo Torres-Cuevas, en un libro que permite acercar al lector a un tema que, a pesar de su indudable relevancia, ha sido poco abordado por la historiografía nacional.

Historia de la masonería cubana. Seis ensayos (Ediciones Imagen Contemporánea, 2013, 396 pp), que así se titula el volumen, es la tercera edición de un libro, aparecido por vez primera en el año 2004, basado en “Historia de la masonería de Cuba”, investigación concluida por el autor en 1975, hoy en proceso de revisión y actualización.

A partir de una amplia fuente documental y testimonial, Eduardo Torres-Cuevas analiza, entre otros temas, los cuerpos masónicos cubanos durante el siglo XIX, el Gran Oriente de Cuba y Las Antillas y la ruptura de 1868, el simbolismo masónico en la bandera de la estrella solitaria, la relación de la masonería con las guerras independentistas del siglo XIX y la masonería de la isla en las décadas finales de la pasada centuria.

En “Jose Martí y la masonería española”, el ensayo que cierra la entrega, se profundiza en la relación, entre los años 1868 y 1873, de Martí, y de otros jóvenes, “con la masonería –cubana y española— y, a su vez, la de ésta con los movimientos intelectuales y políticos cubano y español de la época”. He aquí algunos comentarios del autor, apoyados en el propio legado del Maestro: Ciertas ideas martianas en torno y al centro de la masonería pueden completar su porqué masónico. Una de sus definiciones: “la masonería no es más que una forma activa del pensamiento liberal”. Entiéndase que este término se usaba para designar a “los partidarios de las libertades”. La esencia de la masonería es “Obrar irrevocablemente, perfeccionar el ejercicio de la libertad, preparar a los ciudadanos a la vida pública, ayudar al logro de toda noble idea, estos son, sin uno más, sin nada de incógnito, sin nada oculto, son los misterios de la orden masónica”, Historia de la masonería cubana.

Seis ensayos se complementa con una galería de fotos y con valiosos documentos, entre ellos la carta patente de André Cassard, fechada en 1859, para crear los altos grados de la masonería en Cuba; el cuadro de miembros iniciales de la logia Buena Fe de Manzanillo –perteneciente al Gran Oriente de Cuba y Las Antillas—, vinculados a la guerra de 1868, y la cronología de los grandes funcionarios de los cuerpos masónicos cubanos, entre 1859 y 1977. Doctor en Ciencias Históricas, Profesor Titular. Investigador Titular, director de la Biblioteca Nacional José Martí, presidente de la Academia de la Historia de Cuba y de la Casa de Altos Estudios Don Fernando Ortiz de la Universidad de La Habana, Eduardo Torres-Cuevas (La Habana, 1942) es autor de una valiosa obra encargada de recuperar figuras y momentos de la historia patria. Galardonado, entre otros reconocimientos, con el Premio Nacional de Ciencias Sociales 2000 y el Premio Nacional de Historia 2005, en su bibliografía aparecen títulos como La polémica de la esclavitud. José Antonio Saco (1984), Félix Varela. Los orígenes de la ciencia y conciencia cubanas (1995), Antonio Maceo: las ideas que sostienen el arma (1995), La historia y el oficio de historiador (1996) y En busca de la cubanidad (2006). Con la publicación de esta nueva edición de Historia de la masonería cubana. Seis ensayos, Eduardo Torres-Cuevas no solo se encarga de revelar un tema de indudable interés y trascendencia. Porque, a través de la lectura de estas páginas, será posible, igualmente, indagar en ese complejo y rico proceso de formación de la identidad de la mayor de Las Antillas

Ver más: Historia de la masonería cubana http://www.trabajadores.cu/20140715/historia-de-la-masoneria-cubana/

Share Button

La Masonería Española ante el ataque de su sede en Madrid

Masonería sede ataque

La Gran Logia de España ha sido víctima de un ataque perpetrado contra su sede en Madrid. Esta semana la puerta y fachada principal amanecían cubiertas de grabados entre los que se distinguían expresiones como “Massoness no” (sic), “Rojos no” o “Viva Franco”, además de diversos símbolos utilizados por la extrema derecha.

Desde la Gran Logia de España queremos agradecer las muestras de apoyo de personas, instituciones españolas y Grandes Logias de todo el mundo cada vez que padecemos uno de estos ataques. En la historia internacional de la Orden, nuestro país ocupa un lugar preeminente entre aquellos donde la Masonería y sus valores fueron perseguidos con mayor crudeza, eficacia y perseverancia durante el siglo XX. Por eso, especialmente con las Grandes Logias y Grandes Orientes de los 174 países con los que mantenemos relaciones, nos esforzamos por explicar que, a pesar de estas expresiones puntuales de odio, fanatismo e intolerancia, el Estado español ampara y protege a la Masonería, como ocurre en la totalidad de los Estados democráticos del mundo.

Este no es el primero ni será el último ataque a la Orden que desde hace siglos se esfuerza por ser un faro que proyecte los valores que han permitido al hombre construir sociedades cada vez más justas y democráticas. Sabemos que no somos los únicos defensores de esos valores, pero también sabemos que, como masones regulares, llevamos defendiéndolos toda nuestra larga y augusta historia. La unica utilidad de estos ataques es recordarnos la enorme fragilidad de ese sistema de valores: el derecho a pensar y expresarse libremente, la fraternidad debida hacia cualquier ser humano que sufre, la tolerancia entre personas con diferentes creencias espirituales e idearios sociales, o la obligación que tenemos todos los seres humanos de conocernos a nosotros mismos para crecer como personas y ser más útiles a nuestras sociedades.

Que este ataque sirva, a nosotros y a la Sociedad Española a la que servimos, para reflexionar juntos sobre la belleza de ese ideal de convivencia al que se ataca y el largo camino que aún nos queda por recorrer para alcanzarlo.

Gran Logia de España

Share Button

La UNED aborda el papel de la Masonería en la formación del Estado Constitucional

UNED MasoneríaEl Gran Maestro de la Gran Logia de España, el Muy Respetable Hermano Óscar de Alfonso, intervendrá en el curso Doscientos años de la Masonería en España, que forma parte de la XXV Edición de los Cursos de Verano organizados por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).
Desde diferentes puntos de vista académicos, se expondrá la actuación de la masonería española a lo largo de los dos últimos siglos, y la influencia que dicha institución haya podido tener en diferentes ámbitos de las sociedades española, relacionándola con la conformación del Estado Constitucional, evolución del pensamiento filosófico, derechos y libertades“, explica la Universidad. “La inclusión como ponentes de personalidades muy representativas de la actual Organización masónica española permite contar con una visión de la realidad presente de dicha institución“, añade.
Además del Gran Maestro de la Gran Logia de España, en el curso intervendrán la Profesora Titular de Historia Contemporánea de la UNED, Rosa María Martínez; el Profesor Titular de Derecho Constitucional de laUNED, Cayetano Núñez Rivero; el Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 para España, Jesús Soriano; el Catedrático de Historia de laUniversidad de Salamanca, Manuel Salinas; el Catedrático de Historia de la Universidad Pontificia de Comillas, Pedro Álvarez; el Diputado del Común de Canarias, Jerónimo Saavedra; y el Pasado Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo del Grado 33 para España Ramón Torres.
La UNED ha configurado esta programación desde su capacidad para formar parte de los debates que hoy en día plantea la sociedad sobre los más diversos temas“, explica la Universidad. “Se pretende que Universidad y sociedad hablen, se escuchen, planteen preguntas y sean capaces de ofrecer respuestas desde los ámbitos más especializados del conocimiento“, añade.
Share Button

El antimasonismo en España

protocolos sionEn España y América latina la antimasonería se remonta a 1738, año de la primera condena pontificia de la masonería. La antimasonería tiene una doble vertiente religiosa y política, siendo sus máximos responsable el Papado y la Monarquía.
La vertiente política del antimasonismo en España se inicia en 1751, fecha del primer decreto real de Fernando VI prohibiendo la masonería. El mismo año, su hermano Carlos, rey de Nápoles, prohibía la masonería en el reino de las Dos Sicilias, y al venir a España, para ceñir la corona española con el nombre de Carlos III mantuvo su prohibición de la masonería. Precisamente Carlos III es el único rey de Europa del que se conserva toda su correspondencia antimasónica en el Archivo de Simancas de Valladolid (vid. J.A. Ferrer Benimeli, «Carlos III y la Masonería de Nápoles» en I Borbone di Napoli e i Borbone di Spagna, Napoli, 1985, vol. II, pp. 103-189; Idem, «Bernardo Tanucci y la Masonería napolitana a través de la correspondencia entre Tanucci y Carlos III (1775-1783)», en Bernardo Tanucci, Statista, Letterato, Giurista, Napoli, 1988, pp. 375-455). Esta postura antimasónica continuó con sus sucesores Carlos VI, Fernando VII e Isabel II.La antimasonería religiosa, va servirse en el siglo XVIII, del Tribunal de la Inquisición. A esto se unirán, sobre todo tras la desaparición de la Inquisición, las pastorales de los obispos y los escritos del clero. La publicación más difundida en el siglo XVIII fue el «Centinela contra Franc-Masones» del Padre Torrubia (1ª edición 1751). Menos conocida es la «Adumbratio Liberorum Muratorum» de Fray Juan de la Madre de Dios. Como contrapartida, el erudito benedictino Fray Benito Jerónimo de Feijoo tiene una curiosa carta en la que de una manera indirecta sale en defensa de los francmasones (vid. J. A. Ferrer Benimeli, «Feijoo y la Masonería», en II Simposio sobre el Padre Feijoo y su siglo, Oviedo, 1983, t. II, pp. 349-362). El impacto de los fraudulentos libros de Leo Taxil no hizo sino aumentar la psicosis antimasónica. Finalmente y a raíz del Congreso antimasónico de Trento se constituyó, dependiente de la Iglesia, el Consejo Directivo Nacional de la Unión Antimasónica Universal. En la circular remitida a todos los obispos españoles, se decía que la masonería era el enemigo personal de los Pastores de la Iglesia; el enemigo de las ovejas cuya guarda había encomendado el Vicario de Cristo; el enemigo de Cristo, de su Iglesia, de la Patria y de cuanto defiende a Dios.

Salvo breves paréntesis: ocupación bonapartista (1808-1813), Sexenio revolucionario (1868-1873) y segunda República (1931-1936), se puede decir que la masonería estuvo bajo persecución y control policial; en el mejor de los casos tolerada, pero nunca apoyada totalmente por el poder político.

A partir de Franco el antimasonismo volvió a alcanzar una gran virulencia cristalizando en la creación del Tribunal de Represión de la masonería del 1.º de marzo de 1940 que estuvo en vigor hasta 1965, siendo luego el encargado del control antimasónico el Tribunal de Orden Público.

Este doble antimasonismo, religioso y político, derivó en España hacia un antimasonismo popular que prácticamente llega hasta nuestros días. En el siglo XIX se provocó una instintiva identificación de masónico con todo aquello que no se ajusta a lo tradicional católico y español. Los masones son considerados por el pueblo como brujos, libertinos, herejes, malvados, etc. Años más tarde –durante la segunda república (1931-36)– el periódico antimasónico y antirrepublicano Gracia y Justicia presenta un estereotipo en el que el masón es identificado con los comunistas, anarquistas, separatistas, judíos, teósofos, volterianos, jansenistas, revolucionarios, espiritistas, librepensadores, etc.

La causa hay que buscarla en la propia actitud de Roma frente a la masonería, especialmente durante los pontificados de Pío IX (1846-1878) y León XIII (1878-1903). Es la época de la llamada cuestión romana o de la pérdida de los Estados Pontificios y reunificación italiana, del Syllabus (1864) y de laHumanum genus (1884), del satanismo masónico de Léo Taxil, del congreso antimasónico de Trento (1869), de la creación de la Liga Antimasónica (1887), de los Protocolos de los Sabios de Sión, etc., etc.

Basta hacer un recorrido por los escritos de papas y, sobre todo, del clero y obispos españoles, o por las traducciones de obispos franceses, como monseñor Dupanloup, obispo de Orléans [Estudio sobre la Franc-Masonería, Barcelona, 1875], monseñor Fava, obispo de Grenoble [Discurso sobre el secreto de la Franc-masonería, Barcelona, 1884], o monseñor Segur [Los Franc-masones, Barcelona, 1883], para constatar hasta qué punto de virulencia llegó la cruzada antimasónica en España desde la óptica católica. El antimasonismo religioso acabó siendo recopilado en el Código de Derecho Canónico de 1913, el cánon 2335 por el que se excomulgaba a los católicos que fueran o se hicieran masones con todas las consecuencias sociales, de rechazo de los matrimonios en las iglesias, entierros en los cementerios católicos, etc.

Pero aparte del antimasonismo jurídico existió el antimasonismo ideológico en el que jugaron un papel importante la prensa, libros y demás publicaciones, la escuela, el púlpito y confesionario, etc. Vamos a encontrar toda una serie de temas que configuran los diversos antimasonismos:

1) El secreto masónico así como el cruel juramento y la sospecha de herejía.

2) La filosofía de las Luces o de la Ilustración y la Revolución francesas que algunos escritores van a manipular a fin d lanzar la idea de que la masonería había urdido la Revolución francesa.

3) Este fue retomado en España y en América latina. La identificación de la masonería con las sociedades secretas y a éstas con las sociedades patrióticas dará el antimasonismo un falso tema: el de la masonería, cuartel general de la organización revolucionaria liberal.

4) La famosa «cuestión romana», ligada a la unificación italiana y a la pérdida territorial de los Estados Pontificios, será también el origen de un nuevo tema que ha quedado vivo hasta hoy día: el de la masonería cuartel general de una lucha universal contra la Iglesia.

5) La idea de la masonería «contra-Iglesia» nos lleva al tema de la masonería luciferina inventada por Léo Taxil. Según él el verdadero secreto masónico sería la acción oculta del diablo en las logias.

6) El tema de la judeomasonería, hábilmente explotado a partir de los Protocolos de los Sabios de Sión, tuvo un éxito enorme a principios del siglo XX. La masonería se convirtió así también en el cuartel general de la lucha del sionismo internacional.

7) Especialmente en España, y durante la dictadura franquista, tuvo una gran importancia el tema de la masonería al servicio del comunismo para implantar por todas partes el imperialismo soviético.

8) También tuvo mucho desarrollo en España el tema anglófono, la francmasonería no sería otra cosa que el camuflaje del Servicio de Inteligencia inglés, y a veces de las sectas protestantes, a fin de dar a Gran Bretaña la dominación mundial.

9) En los tres casos anteriores, la masonería al servicio del judaísmo internacional, del comunismo soviético y del imperialismo inglés, el punto común es el de la masonería antinacional, una especie de «Estado en el Estado», responsable a la vez de la Revolución francesa, de la Revolución rusa, de la Independencia de las Américas, de la creación de la Sociedad de Naciones, de la Segunda Guerra mundial, etc.

10) Hay también otro tema, el de la masonería contra la familia y las buenas costumbres; el de la masonería corrupta de la mujer y de la infancia, a través de la moda, la escuela laica, etc.

Extractado de: José Antonio Ferrer Benimeli, “La antimasonería en España y América latina: intento de síntesis”, en J. A. Ferrer Benimeli, (coord.), La Masonería española entre Europa y América, VI Symposium Internacional de Historia de la Masonería española, Zaragoza, 1995, pp. 405-416.  

Share Button

Cuento antibelicista para hijos de masones (1931)

cuentoMadrid, Octubre 1931

“— Papá, ¿sabes lo que me vas a comprar para mi cumpleaños Pues… una caja de soldados.

— Bueno, hijo mío. Ya que te gusta esa clase de juguetes te compraré una caja… pero no de soldados, sino de exploradores.

—   ¿Y por qué no quieres que sea de soldados?

— Porque con la caja de soldados tendrías que jugar a hacer batallas, mientras que con la de exploradores puedes jugar a campamentos, a marchas, a muchas cosas, pero siempre en plan de paz.

—   ¿Y tú no quieres que yo juegue a guerras?

— No, hijo mío. No quiero que te familiarices con la idea de formar combates. Demasiado metida está en el ánimo de los hombres la idea de la guerra y la matanza, sin necesidad de imbuirla también en los niños por el método de Montesorí.

— Sin embargo, hay muchos niños que juegan con soldados de plomo, y con sables y escopetas.

— Es verdad, hay demasiados. Pero yo quiero para ti una educación esmerada; quiero que aprendas a respetar la vida de los hombres y de los animales; por eso nunca te compraré cajas de soldados, ni de toreros, ni escopetas, ni sables. Te compraré rompecabezas que te enseñen a construir, y no a destruir, juguetes mecánicos que exciten tu curiosidad por saber cómo funcionan, aunque los rompas para ver lo que tienen dentro; aros, pelotas, balones, etc., que te obliguen a correr y a hacer ejercicio, pero nunca juguetes que al jugar con ellos tengas que pensar en matar a alguien.

—   ¿Y qué importa que lo piense, mientras no lo haga?

— Es que el pensamiento es una fuerza muy poderosa. En lo que piensa un niño, en aquello se convierte cuando llega a hombre. Si de niño piensas en matanzas, de hombre llegarás a matar”

 

(“La caja de exploradores”, en Vida Masónica, revista mensual, año VI, sept. y octubre, 1931, núms. 7 y 8, pp. 95-96).

Publicado en José Antonio Ferrer Benimeli, La Masonería española: La Historia en sus textos, Madrid, 1996, pp. 197-198.

 

Fuente: UNED

Share Button

Los masones vuelven a Almagro 80 años después

Mqasonería en Almagro

Almagro acogió una reunión de logias masónicas

Después de más de 80 años de ausencia, la masonería española vuelve a trabajar en la ciudad de Almagro. Integrantes de cuatro logias de la Gran Logia de España, provenientes de Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Madrid, se reunieron en Almagro con ocasión de la celebración de San Juan de Verano, aniversario de la creación de la primera Gran Logia en la ciudad de Londres en 1717.

Según recuerda en una nota de prensa Javier Rivas, venerable maestro de la logia Aleph 147, durante el siglo XIX y XX la masonería española estuvo presente en la provincia de Ciudad Real, con una significativa actividad en poblaciones como Manzanares, Ciudad Real, Valdepeñas y la propia Almagro, donde las logias “desempeñaron un importante papel en la formación de los ciudadanos y en servir como vía de expresión a sus inquietudes sociales, así como de sus miembros”.

La logia Aleph 147, que bajo la autoridad de la Gran Logia de España-Grande Oriente Español lleva a cabo su trabajo en Castilla-La Mancha, se ha propuesto desde su origen, señala Javier Rivas, “trabajar en los diferentes pueblos y ciudades de la región, y en especial en aquellos con una tradición masónica significativa, intentando aportar un mensaje de tolerancia, fraternidad y respeto, fundamentales para cualquier sociedad que se precie de ser libre”.

La masonería se define como una fraternidad simbólica de carácter filantrópico, iniciático y universal, abierta a personas de todas las creencias religiosas y políticas, con el único requisito de la creencia en un Ser o Principio Creador, así como el desarrollo interior y mejora del individuo.

“Queremos agradecer a la ciudad de Almagro que haya conservado no sólo su patrimonio arquitectónico y cultural, sino también esa identidad que la hizo merecedora en el pasado de que personas libres, con inquietudes sinceras por el progreso, la libertad y el ser humano, decidieran crear aquí ‘… a lo menos junta de masones’, como refiere J. Martínez Millán en ‘La masonería en la historia de España’”, explica el maestro de Aleph 147

Fuente: Lanzadigital

Share Button

John Wayne, el masón que rodó 200 películas

wayne10

Marion Robert Morrison, de nombre artístico John Wayne, conocido popularmente como El Duque, fue un actor estadounidense que comenzó su carrera en la década de 1920.

 

Fue un icono norteamericano durante muchos años. En 1999, el American Film Institute le otorgó el lugar número john wayne masón13 en su lista de las 100 Estrellas Más Grandes de Todos los Tiempos. Una encuesta Harris publicada en 2007 le otorgó el tercer lugar entre las estrellas favoritas de los Estados Unidos. Actuó en más de 200 películas en sus cincuenta años de carrera, y fue ganador de un Oscar por “True Grit”, en 1969.

En su juventud fue miembro del Capítulo De Molay de Glendale y después fue iniciado en masoneríasiguiendo los pasos de su padre. Fue iniciado el 9 de julio de 1970 en la Marion McDaniel Lodge nº 56, Tucson, Arizona, pasado a compañero al día siguiente y elevado a la maestría el 11 de julio de ese año. En diciembre de ese año se dio de alta como Shriner.

Share Button

La Gran Logia de España pide que la abdicación sirva para “la salud moral”

Gran Logia de España

La Gran Logia de España ha emitido hoy un comunicado para hacer patente su deseo de que el proceso institucional que ahora se abre, tras la abdicación del Rey, permita a la sociedad española “profundizar en la salud moral y ética” del “proyecto colectivo” de este país.

La Masonería Española ha expresado su “máximo respeto hacia la decisión” de don Juan Carlos de renunciar a la Corona y ha recordado que su jefatura ha sido el marco en el que los españoles recuperaron “las libertades democráticas esenciales”.

Unas libertades que, para este colectivo, “garantizan la libertad de conciencia desde la que es posible construir el ideal de paz, amor y fraternidad entre hombres libres que constituye el fin último de la Masonería”.

Los masones aseguran ser garantes en este país de unas logias donde se aprende a “amar a la patria, someterse a sus leyes y respetar a las autoridades legítimamente constituidas”.

“Desde nuestro más profundo respeto por la Constitución, la Gran Logia de España quiere hacer patente su deseo de que el proceso institucional que ahora se abre permita a la sociedad española profundizar en la salud moral y ética de nuestro proyecto colectivo”, concluye.

Share Button

Masones de la reconstrucción

Masones, los otros ‘obreros’ de la construcción JESÚS MORÓN

Los malignos efectos de cuatro décadas de persecución franquista contra los masones españoles aún no se han curado del todo. Si no, la principal logia de Sevilla, la ciudad que durante la II República fue capital nacional de la masonería de la mano del que fue presidente del país, el sevillano Diego Martínez Barrio, no tendría todavía que camuflarse. Ninguna señal identifica su sede, para evitar el ataque de algún trasnochado que crea en la «conspiración judeo-masónica» que esgrimía Franco.

El «templo» y «taller» de la Respetable Logia Obreros de Hiramestá en un local bajo dando a una calle del también obrero barrio del Polígono San Pablo, aunque piden que no señalemos su ubicación exacta. Por prudencia y no por secretismo, que desmienten invitando al periódico a participar esta tarde de viernes en una «tenida blanca» o encuentro masón abierto a familiares, amigos e interesados de la calle. No pretenden captar a nadie sino «transmitir normalidad y transparencia», pues su presidente, Antonio Hernández Espinal, «maestro venerable» de la logia y publicista de profesión, explica que la masonería reniega del proselitismo.

El interesado en perfeccionarse como persona dentro de esta institución que se define como «filantrópica, filosófica y progresista» deberá postularse acudiendo a ellos para iniciar un proceso de entrevistas de entre tres o cinco meses previo a su admisión como «hermano aprendiz». ¿Cómo contactarlos? Escribiendo, como hemos hecho para venir, a obrerosdehiram29@gmail.com. Están en internet en masoneriaensevilla.org y el presidente se mueve en Twitter como @el_hermeneuta.

Jurídicamente son una asociación pero en cierta forma funcionan como una religión de religiones, en el sentido etimológico latino de «lo que une» a las personas entre sí y con el cosmos, porque sus ritos hablan de fraternidad, igualdad y humanismo, y aquí, según cuentan Antonio Hernández y sus compañeros, caben ateos, agnósticos y creyentes, sean católicos, musulmanes, judíos o mormones. «Esto es una escuela de convivencia, una escuela de virtudes y valores», dice Orlando Sánchez, de 36 años y con grado de «compañero», intermedio entre «aprendiz» y «maestro».

Cada uno es libre de revelar o no su faceta de masón, estigmatizada por la represión franquista, pero este jefe de proyectos en una empresa energética de Sevilla es de los que la proclaman «con orgullo». También lo hacen Jesús García, técnico en Airbus, o Javier Montes, programador informático y el más joven de la logia con 31 años. Sin embargo, el veterano José Luis Cobos, de 74 años, que fue delegado de una multinacional americana, apunta que muchos prefieren ocultar que son masones porque «se paga aún una factura social», como se demuestra, dice, cuando se ataca a algún político atribuyéndole ocultas intenciones al grito de ¡es masón!

Recuerda los rumores que señalan a Zapatero o a Rajoy como masones cuando en realidad, aclara, no lo son (sí lo fue el abuelo paterno del primero). Entre los «4.000 miembros activos» de las actuales órdenes masonas en España apenas se conocen figuras públicas: el exministro socialista Jerónimo Saavedra es el único que se les viene a la memoria que lo reconociera con normalidad.

Masones en el franquismo: exiliados o muertos

El franquismo liquidó la masonería («había dos tipos de masones: exiliados o muertos», dice Orlando) y la usó además como excusa para represaliar a muchos que no lo eran. «Abrió 80.000 expedientes [judiciales por masonería], pero los masones eran 5.000», dice la asesora fiscal Ascensión Tejerina, que fue de 2000 a 2006 la primera mujer en presidir una orden masónica en el país. En su caso la mayor, la Gran Logia Simbólica Española, a la que pertenece esta logia de Sevilla, su número 29.

La Logia Obreros de Hiram entronca su nombre con la simbología constructiva de la masonería (cuyo nombre deriva del francés maçon, albañil, como los antiguos miembros que levantaban catedrales): Hiram era el arquitecto del primer templo de Salomón en Jerusalén.

Su templo/taller del Polígono San Pablo se llama José Ramos en recuerdo del hombre que a su regreso del exilio en Brasil fundó esta logia en 1985, la primera en Sevilla desde la Guerra Civil. Antonio Hernández destaca que es la logia más antigua y también la más nutrida, aunque sus números siguen siendo muy pequeños: unos 35 o 40 miembros activos. Estima que todas las logias de Sevilla suman apenas 100 hermanos.

El presidente describe el mapa masón local. Hay cinco logias en Sevilla adscritas a cuatro organizaciones nacionales e internacionales. La Logia Itálica obedece a la Gran Logia de España, que sigue la tradición británica: al contrario que las otras, no admite mujeres y exige para ser miembro creer en la existencia de un ser supremo. La Logia Mediodía, como la de Obreros de Hiram, pertenece a la Gran Logia Simbólica Española; la Logia Tartessos es del Gran Oriente de Francia y la Luz de Al Ándalus se encuadra en la Orden Mixta Internacional El Derecho Humano. Anuncia Hernández que en junio abrirá una sexta logia en la provincia, en Marchena: estará bajo el manto del Gran Oriente de Francia y se llamará Antonio Machado en recuerdo del poeta e ilustre masón.

Epicentro masón

No hay ahora sevillanos conocidos que se declaren masones, pero en la República Sevilla era, junto a Barcelona, el epicentro español. Mencionan que en aquella España eran masones Manuel Chaves Nogales, Federico García Lorca, Blas Infante, Manuel Azaña, Santiago Ramón y Cajal o Fernando de los Ríos, bajo cuyo ministerio «se construyeron 14.000 escuelas en España». Había unos 160 diputados masones, de distintos partidos. Aunque recalca José Luis Cobos que la misión de la masonería no la guía el partidismo sino el deseo de hacer un bien colectivo. Sí hablan de política, pero con grandes conceptos. Cada mes celebran dos encuentros rituales cerrados y dos debates abiertos, que este año dedican a «la construcción de Europa».

Es la hora de la «tenida blanca abierta» y el salón se llena con medio centenar de hombres y mujeres, jóvenes y maduros, que vienen a conocer la masonería del siglo XXI. El «maestro» Cobos les explica lasimbología de sus elementos escénicos: las tres columnas de la sabiduría, la fuerza y la belleza, los rollos del trabajo de cada día, el damero de la bipolaridad de la vida, la cuerda con nudos de la solidaridad, las herramientas de albañilería, la plomada que busca el centro de los seres… Encima de un capitel hay un cesto con granadas. La fruta es una metáfora del equilibrio humano. Dentro, las pepitas están apretadas pero cada una conserva su individualidad y su semilla. Juntas representan el esfuerzo colectivo.

Salimos a la calle. En Francia, las sedes de sus 200.000 masones son conocidos centros públicos. Aquí, sin letrero por si acaso, estos otros obreros de la construcción están terminando de salir de la clandestinidad.

 

Fuente: ElMundo

Share Button

Historia Viva. La Francmasonería. Coloquio de la UNED (vídeo)

Share Button